architecture-580671_640

Fuente: Revista EnObra.com

El presidente del Grupo VALOR S.A. Sergio Mutis Caballero, lideró el NO a la salvaguardia al acero importado que encarecía los costos en la construcción.

Como es sabido: El Ministerio de Comercio, Industria y Turismo decidió eliminar la salvaguardia provisional que se había implementado desde el 7 de octubre de 2013, para las importaciones de barras y alambrones corrugados, perfiles cuadrados y en L, y platinas.

Solamente determinó continuar con la restricción a las importaciones de alambrón liso de bajo carbono, con condicionamientos. La medida aplicará por un año, con la posibilidad de prorrogarse por otro.

A partir de su gran experiencia en el sector de la construcción, Mutis Caballero, analiza qué pasa con el acero en el país, para dónde va, cuáles son sus principales riesgos, cuál será el comportamiento del precio, entre otros temas de este producto fundamental para el desarrollo del país.

¿Cuál es el panorama del acero en Colombia?
En Colombia entre el sector de edificaciones e infraestructura se consumen dos millones de toneladas de acero largo al año y solo se producen 1.2 millones de toneladas, además de 1.2 millones de aceros planos que no se producen en el país.

Es decir que en acero largo el déficit es de 800 mil toneladas por año, con lo cual la situación de este producto es altamente dependiente del tema internacional, de los precios que se manejan en el exterior y de los países que más producen acero.

¿Qué riesgos asume el constructor en la compra de acero?
En el nuevo esquema empresarial de la construcción de edificaciones que está funcionando de una manera exitosa desde hace una década.

Explico por qué: Las estructuras de los edificios de estrato alto, medio o popular son parecidas, la diferencia está en el costo del terreno y por supuesto en los acabados de la obra; en el caso de la VIP, las casas se entregan en obra gris, eso significa que el rubro más importante es el concreto y el acero que pueden pesar en conjunto más del 50% del valor del costo directo de la vivienda, mientras que en una vivienda de estrato alto, el acero más el concreto pueden pesar entre el 25% o el 30% del costo directo de la vivienda.

¿En cuánto impactó la salvaguardia provisional el precio del acero?
Antes de la salvaguardia los constructores estábamos comprando a $1.800 pesos el kilo de acero y durante el tiempo que se implementó pasamos a pagar más de $2.000 pesos por kilo.

En unos pocos meses el acero subió más del 20%.

que consiste en comenzar a construir hasta que se alcanza el punto de equilibrio de la edificación, eso significa s, que estamos vendiendo a precio fijo, y cuando se hace de esta manera el constructor tiene que proyectar el precio con el que sale a ventas y asume el riego sobre los costos de los materiales producción y el consumo de acero en esos países, para identi- de construcción.

Para un comprador, este modelo es altamente beneficioso porque con una pequeña separación del 5% o 10% congela el valor del 100% del inmueble; para el promotor – constructor, aunque es positivo porque no va a tener obras paralizadas, tiene el riesgo del control de los precios.

Riesgos del acero

El acero tiene un riesgo especial porque en Colombia se produce menos de lo que consumimos por lo que obligatoriamente se tiene que importar acero con precios internacionales, tarea que presenta varias dificultades:

  •  Se compra con tasa de cambio de moneda internacional y prever cómo se va a comportar el dólar u otra moneda internacional es complicado, la certeza es imposible y ahí hay un riesgo.
  • Los países que lo producen, ojalá no deben ser muy lejanos a Colombia, para que el transporte de acero de refuerzo no encarezca el precio. Adicionalmente hay que tener en cuenta cómo se comporta la producción y el consumo de acero en esos países, para identificar posibles peligros derivados de esas industrias.

¿Cuánto pesa el acero en el desarrollo de una edificación?
El acero pesa muchísimo en las obras civiles, entre el 20% o 30%; pesa menos en las edificaciones de vivienda, no obstante el peso es mayor para las Viviendas de Interés Social (VIS) o Viviendas de interés Prioritario (VIP).

¿Cómo se pueden preparar los Constructores para manejar la variación de los precios del acero?
Hoy lo estamos haciendo de una manera económicamente complicada y es que cuando se cumple el punto de equilibrio de los edificios, es decir, que se va a iniciar una obra, salimos a comprar el 100% del acero que se va a consumir en dicha edificación para congelar el precio y así aminorar el riesgo de alzas no previstas.

¿Qué proyeción de consumo hay de acero en el país?
En aceros largos se cree que en el año 2014, se va a consumir cerca de 2.1 millones de toneladas, es decir, que aumentó el 5%.

En las obras civiles donde se consume de manera masiva el acero, este año por lo menos van a crecer el 10% y la construcción de edificaciones también tiene proyectado un aumento significativo.

¿Que estrategias pueden utilizar los constructores para negociar con los proveedores ?
La estrategia más adecuada es la de libre mercado, nosotros cotizamos el acero con productores, con comercializadoras que importan y comercializadores de figuradoras que dan un valor agregado a nuestros aceros, porque en las obras de edificaciones, los promotores – constructores compramos el acero figurado ya listo para armar las estructuras.

Entonces ahí hay un valor agregado a las comercializadoras, que tienen a su turno figuradoras y una forma de entregarnos el acero para que en la obra simplemente se haga el trabajo del armado o de las placas y de la estructura con el acero de refuerzo. Nuestra modalidad es esa, siempre estar cotizando con varias alternativas: productores, comercializadoras e importador

 

¿ como se puede interpretar que haya tres diferentes grupos de actores del acero en Colombia ( fundamental comité de productores del acero y camacero )?

Lo ideal es que estén unificadas, pero para esto deben tener la sombrilla integral del acero en Colombia que son: productores, comercializadores y el mercado internacional incluidos dentro del negocio.

Si algunas de estas asociaciones solo contemplan una parte del negocio, ahí está la explicación de por qué se han venido creando.

En un país donde se crean cerca de 280 mil hogares por año y en el que sólo se construyen en promedio 135 mil viviendas formales, todos los elementos que ayuden a que la producción nacional crezca, que la industria formal se desarrolle, son bienvenidos.

El tema del acero en este país que es deficitario en su producción, tiene el riesgo de precios internacionales. Gremialmente tenemos que estar unidos no solo los importadores, los comercializadores, los figuradores sino también los constructores y sería ideal que estén también todos los industriales.

Fuentehttp://ferrasa.com.co