Aprende a mantener el acero inoxidable siempre en buen estado

DSC00619

Es posible encontrarlo en piezas como tableros de cocina, electrodomésticos y cubiertos. Para que su brillo se mantenga lo recomendable es:

– Adquirir limpiadores que correspondan a su acabado. Existen para superficies brillantes, mates o satinadas.

– Si se trata de acabado satinado, se debe limpiar con una esponja suave, siguiendo la dirección de las vetas. Los brillantes y mates se asean con paños o franelas que no sean abrasivas.

– Alejarlos del contacto prolongado con ácidos, pues  estos deterioran el cromo que lo hace inoxidable.

– Aplicar un pulidor para metal y frotarlo con una franela para conservar su brillo. Hazlo una vez al mes.

– No exponer los cubiertos al fuego porque lucirán opacos. Al lavarlos, usa esponjas suaves.